Wednesday, March 22, 2006

En ocasiones, me sorprendo a mí mismo.

Entro a mi cuarto, abro la puerta y me sorprendo a mí mismo, ahí, debajo de la cama, en mi ajuar completo de ninja, doy un salto y me ataco y me derribo y es terrible pero siempre me pasa, me sorprendo a mí mismo. Por supuesto que he intentado hacer algo al respecto, siempre enciendo la luz y busco en probables lugares donde me puedo encontrar agazapado, listo para el ataque, pero todos mis esfuerzos son inútiles, siempre estoy un paso adelante.
Desde hace días no puedo dormir tranquilo, cuando camino por las calles no puedo evitar voltearme, cuidándome de mí, evitando callejones oscuros--pero nada, termino siempre sorprendiéndome a mí mismo, ya sea bricando desde el techo o con golpe certero de chaco o takana ninja. No tiene sentido. Estoy en todas partes.

7 comments:

oscar said...
This comment has been removed by a blog administrator.
oscar said...

guillermo ¿le has estado jalando las patas al chamuco?

Adriana Degetau said...

te has dado un judo-chop en la nuca?
siempre estás un paso adelante, sorpendiéndote... viste la pantera rosa?

Pato Pascual said...

Lo mejor que has escrito en mucho tiempo.

lafiebredelmono said...

Cuando te sorprendas la proxima vez procura no pegarte en el cuello, para que ya te deje de doler.

ya mejoraste un poco... sera por la pastilla?

Mariana said...

coincido. excelente post. te nos estás convirtiendo en un cortazar. ja.

Rodrigo said...

私達を、私達使用しなかったtakana をであるkatana おこらせている。私達は私達がメキシコに来る時次に殺す。