Sunday, November 23, 2008

Nueva Replicante y traducciones de Eduardo Charpenel





Aquí están las portadas de los nuevos libros traducidos por Eduardo Charpenel (una selección de cartas de Arthur Schopenhauer y una novela de Samuel Johnson) que, a su vez, son los libros más nuevos de la editorial Los Libros de Homero. Comencé a leer las cartas -una selección apareció en el número 8 de Cuaderno Salmón- pero no he podido seguir la lectura; la novela de Johnson no he podido ni conseguirla (de hecho, no sé si ya puede o no conseguirse, pero sé que le quitó horas de sueño a Charpenel, así como kilos, amigos y dignidad; pero ahora Charpenel ha salido del embrujo de la traducción -de Johnson- y seguramente se encuentra bajo el yugo de un nuevo libro a traducir, porque, esencialmente, está loco). Debajo está la portada del nuevo número de Replicante, del cual podrán encontrar un índice más que exhaustivo en su página electrónica (le di un vistazo el otro día, a la revista, vi un interesantísimo texto de Adriana Degetau sobre un fotógrafo y una reseña de la película más reciente de Romero; no pude leer más con las prisas, pero, caray, ustedes ya conocen Replicante). Órale, a gastar esos pesitos.

5 comments:

La Degetau said...

y yo que iba escribir que vi a este Malkovich....

Mario Gensollen said...

Respondo:
Por supuesto que ya están a la venta los libros con las traducciones de nuestro querido Charp.
Pueden adquirir los libros en la FIL, en Guadalajara, a partir de este viernes. O, si no van a ir a Guadalajara, y los quieren antes de que lleguen a librerías, que será hasta el siguiente año, me escriben a mi mail: mgenso@gmail.com
Y Memo, dejame te digo que tú también estás loco. Pero se te quiere. De una manera extraña. Pero, bueno...

Guillermo Núñez said...

Bueno, Mario, ¿pero por qué respondes tú?
De todas formas, gracias por los anuncios parroquiales.

Mario Gensollen said...

Jajajaja... ¿Anuncios parroquiales? Lo hago porque tu blog tiene muchos fans que compran libros mi querido pequeñín... ¿o no?

Contesto yo porque se supone que es mi chamba. Y también, porque lo sabía. O yo que sé.

Doug said...

bueno, ya basta de empellones por tan poca cosa. a lo mejor yo vaya a Guadalajara, no este viernes pero sí este siglo y entonces a lo mejor me compre uno de los libretes, no el de Johnson sino el de Schopen. aunque espero también realizar actividades menos aburridas. pero bueno.