Tuesday, September 06, 2011

Martes

Me acosté temprano, en la cama leí algunas entradas del diario de Pessoa -varios paseos por la ciudad, describe; cuentas saldadas, asegura; conversaciones sostenidas, lecturas realizadas, informa- y me quedé dormido. No pasaban de las diez de la noche. Desperté a eso de las cuatro de la madrugada. Di vueltas en la cama hasta las seis, me puse a leer. Ensayos de Klusterman. Algunas páginas de Los demonios. Me levanté, salí a pasear al perro. Regresé, me bañé, desayuné, leí un poco más, vine a trabajar. Fin.

2 comments:

María Tinajero said...

¿Cambiaste los domingos de soltero por los martes de lavarte los dientes / ir al trabajo, o es sólo una variación sobre el mismo tema?

Guillermo Núñez said...

Cambié los domingo de soltero por una vida de soltero.