Sunday, February 05, 2006

Perros pequeños.


Hace unos días terminé la novela de Houellebecq, la nueva, y pensé en perros pequeños, en las mascotas y en los agujeros emocionales que pueden llegar a llenar --pensé en aquellos amigos de mis padres que antes de adoptar vivieron mucho tiempo sólo con su perro, un perro pequeño, y lo mucho que lo querían (le lavaban los dientes, lo llevaban a todos lados). Después pensé en Refu y lo que significó en su momento y que no me atrevería a confesar a demasiadas personas. También pensé en la colonia Condesa y en la cantidad de perros que tiene, que seguramente es directamente proporcional a la cantidad de parejas que aún no tienen hijos pero anhelan ocuparse en algo. En otra novela de Houellebecq, creo que fue en Plataforma o tal vez lo mencione en su crónica sobre Lanzarote, o en sus ensayos (o tal vez sea una idea que aparezca en todos estos lugares) se habla, pues, de una isla, de un universo dominado por mujeres acompañadas sólo por perros pequeños. Mujeres, pues, con perrito. Esto significa algo para alguien y es muy cómico.

2 comments:

Adriana Degetau said...

cómo se llama ese libro que me prestaste que tiene un perro en la portada? son relatos, y uno de ellos, muy bueno, pero no tanto, es uno de una babosa. Uno de los mejores es del niño-perro y los ratones almizcleros.

Guillermo said...

¡Sí, es un gran libro! Se llama "¿Quieres ser mi perro?", de Arthur Bradford. Le debo a Julián Zárate haberlo encontrado, creo recordar. Saludos.