Thursday, May 29, 2008

Entrevista con Nicolás Cabral

Tengo una pregunta en dos partes. Primero, ¿te molesta que use una foto tuya para esta entrevista y que use, igualmente, el tiempo del trabajo para hacerla?
Me molestan ambas cosas. Por suerte, dado que estamos en horario laboral, podría impedir el uso de la foto como parte de las políticas de esta empresa. Quisiera lograr, como Pynchon, que mi jeta no ilustre nada que tenga que ver conmigo.

Le he escuchado decir a mujeres que eres un hombre bello. ¿Sientes que esto está peleado con tu imagen de hombre inteligente? Deja reformulo la pregunta: ¿te da miedo que no te tomen en serio por ser hermoso?
Sí, de ahí que hasta ahora me haya considerado un hombre feo, con el fin de convencerme de mi inteligencia. ¿De qué mujeres hablas?

¿Me preguntas desde tu convencimiento de ser feo -como gesto impostado de inseguridad- o para perseguirlas?
Simple curiosidad. Yo no persigo a las mujeres. Bueno, persigo a una, y por suerte se deja alcanzar.

La verdad es que no se lo he escuchado a nadie. Es mi opinión pero me daba miedo que pensaras que me gustas por reconocerte hermoso.
Bueno, no te lo tomaré a mal, si eso te preocupa. Finalmente, nos separan un par de muros. Me siento seguro.

(Ahora mismo le preguntaba a una amiga si tiene alguna pregunta para ti -quiere saber cómo hermanas literatura y arquitectura- y le pregunté si le parecías guapo; dice que no te recuerda; me exigió una foto tuya para saber)
Suelo ser olvidado, lo cual siempre me ha parecido estupendo. Me han presentado a personas cuatro, cinco veces, y siempre dicen "Mucho gusto". Sobre literatura y arquitectura: No las concilio, simplemente abandoné la segunda. Pero bueno, miento: el libro que siempre estoy escribiendo, aunque tarde meses en añadirle un párrafo, es un conjunto de relatos sobre la relación entre ciertos espacios y ciertos personajes.

¿Estás intentando llevar la conversación a tu libro de cuentos?
Evidentemente.

(Acabo de mostrarle una foto que encontré en la red y opina que no eres feo; lo cual no significa, supongo, que seas bello)
No hay fotos mías en la red.

Piensa lo que quieras. A ver, cuéntame de tu libro. ¿Qué puedes decirme sobre él?
Puedo hacerte una descripción, digamos, técnica. Contiene nueve relatos y una nouvelle. Se llama Las moradas. Tendrá, si algún día lo termino, alrededor de 130 páginas.

¿Tú dirías que la diferencia entre una nouvelle, una novela y un relato es un tema de importancia?
No.

Es que ya no sé qué preguntarte.
¿Te aburro?
No, sólo no se me ocurre qué preguntarte.

Déjame preguntarte algo a ti. ¿Por qué a Zagal le hablaste de usted en su entrevista y a mí me tuteas? ¿Es porque yo no soy doctor en filosofía?
Es por la edad.

Ah, bueno.
Es como con Margo Glantz, quien por la distancia de edad a todos les habla de usted.

A mí ya no, ¿será que me estoy volviendo viejo?
Tienes, ¿qué, 33?
Casi, en un par de meses.

Sí sabes que Cristo murió a los 33, ¿no?
Sí, pero no soy cristiano. ¿Lo sabías?

Cada que digo algo sobre Cristo me lo dices. O sobre Marx. O sobre el PRD. No me gustaría que se te olvidara que cuando Dios cierra todas las puertas, deja, al menos, una ventana abierta.
Pero hay que hacer distingos. Soy algo bastante parecido a un marxista, y algo bastante distinto de un perredista.

Yo no dije que fueras perredista. No te sientas obligado a hacer esas distinciones. Dame un poco de crédito.
Está bien, Memo. Me disculpo

Hablando de crédito, ¿es difícil evitar la tentación de créditos que ofrecen los bancos?
Decía Brecht: ¿Qué es robar un banco comparado con fundarlo? Odio los bancos, y sin embargo tiendo a ser un celoso ahorrador. No he fundado ninguno, aclaro. Por desgracia, tampoco he robado alguno. ¿A ti te gustan los bancos?

No. Siempre exigen que haga la misma firma y no puedo. Oye, ¿crees que algún día podré leer tus nueve cuentos? He leído algunos, en Cuaderno Salmón se publicó uno de ellos.
Sí, creo que un día podrás leerlos. Además, están en mi computadora. Si muero trágicamente, hazlos llegar a un editor, por favor. A los muertos se les perdonan muchas cosas.

Como irle al Cruz Azul.
Tú no le vas a nadie.

Yo le voy a los que meten autogol. Y al Celaya. ¡Arriba cajeteros!
Yo también le iba, mientras existieron. ¿Y sabes qué? Estuve en los dos partidos de la final. Y perdimos. Fue triste. ¿No crees que merezco una alegría, aunque sea futbolística?

Sí, ¿por qué no habría de hacerlo?
Eres una buena persona, Memo. Antes de que trabajáramos juntos, insistías en que yo debía ser buena persona.

La verdad es que no le voy al Celaya, sólo lo dije para ver si decías algo sobre Celaya, fuera de que le ibas a su equipo. En fin, todavía creo que debes ser una buena persona.
Pudiste preguntarlo directamente. Celaya es una de las ciudades más feas y aburridas del planeta Tierra.

Para finalizar, ¿cuánto tiempo más crees que vaya a existir La Tempestad?
No lo sé. Supongo que no puede durar eternamente. ¿Tú cuánto le das?

Hasta que te hartes, francamente. Pero te hartas seguido, así que no sé. No puede ser ese el criterio.
¿Tú ya te hartaste? Yo ya aguanté 10 años. La revista ha durado más que mi matrimonio.

Tendré que editar mucho esto.
Creo que todos se mueren por leerlo. No quites lo de mi matrimonio. Es un dato objetivo.

¿No te da cosa que tu relación con Chaurand haya sido más larga que con otras personas?
Sí.

28 comments:

wikisof said...

Nicolás, sí hay fotos tuyas en la red

David Miklos said...

Nicolás, culeao: te faltó afirmarte como semillero. Por otro lado, ten cuidado de Memo, Ay Memo©, porque temo que se haya enamorado de ti, aunque no muestres el rostro en público. Si no te cuidas, se lo llevaran a Elle o a Vogue, hace entrevistas de altos vuelos. Esperemos los comentarios de Ruth y de la panda de anónimos, esos zombies de video de Thriller que se inventó Memo para que le hagan compañía en la red. Y en la vida. Memo, Ay Memo©: get a life! get a wife! Insisto: aguas, Nicolás.

efg said...

Sí, curioso, yo soy una de esas personas que no te recuerda, nos han presentado varias veces, creo que un día nos emborrachamos, o yo me emborraché y tú andabas por ahí... y ahorita tuve que buscar una foto tuya, sí hay, efectivamente, en la red.
La última vez que te vi, nos cruzamos en la calle, y pensé, ah, a ese yo lo conozco, pero quién sabe quién será, ya luego me acordé, claro, se llama Nicolás, es el de La Tempestad, pero ya me daba pena regresarme a saludar...

El Reyna said...

Nicolas es pejista de closet. Lo suyo es un perredismo egodistonico.

Arriba el America!

Guillermo Núñez said...

¿Egodiqué?
David: ¿por qué me agredes de ese modo? No entiendo. Te comportas como anónimo, carambas. Excepto que sin ser anónimo. Eres el anónimo no anónimo. Baby-boy-anónimo. ¿Quieres que te haga una entrevista? Ya te dije que pienso hacerlo, no desesperes. Calma.

The Phoenix said...

Memo, entonces ese es el humor que manejas? Gracias a los dioses, no soy ni intelectual ni escritor ni esas mamadas.

María Tinajero said...

De lo mejor que se ha visto por aquí últimamente. Y yo que pensé que Guillermo era un snob aburrido. Bueno, no, nunca llegué a pensar todo eso, sólo que era algo mamón. Eso, por otra parte, lo sigo pensando. Pero escribes bien, Guillermo. Me gusta el jueguito ése de ser entrevistador y entrevistado. Muy "ingenioso", ¿sabes? Y, también: sí hay al menos una foto de Cabral en la red. Ya la cerré y... olvidé cómo era.

Anonymous said...

caray, muy buena entrevista, Memo, de las mejores que he visto en mi vida...además te ves muy guapo, pillín.

Oscar said...

Memo me trajo pizza.

Guillermo Núñez said...

Ojalá te la comas.

cristóbal colom said...

sin temor a equivocarme, lo dicho por tinajero estremecerá a la audiencia y hará ganar lectores a guillermo quien compra pizza en la escarapela

jc reyna said...

Estoy esperando el comentario de la tal Ruth. Arriba los Xoloescuintles de Tijuana!!!

Lorena said...

Anoche me puse una vacuna anti-intelectual wittyness (ok, i had to google the last word, the vaccine is working!), fui a ver el estreno de Sex & the City. It was pretty much a baby shower and a bachellorete party combined in one big dark room. There were a lot of aws and a few tears. I was the snob who laughed at other women's sentimentalism because i had the vaccine against that just before getting in the theater: a very nice edition of Hot water music.

aleciux said...

yo si recuerdo la cara de nicolás, solo la vi una vez, y después de un año, lo volví a ver, lo recordé... no se a que se deba...

saludos a todos los tempestuosos !! y a los no tempestuosos también !

Enrique G de la G said...

¿Qué onda con esa cita de "The Sound Of Music", eh? Jajajaja...

Mariana said...

buena entrevista, llermo. me encanta tu humor.

Napoleón said...

...

Oscar said...

Era del 10.

Vikram Dharma said...

jajajaja, buenísima, Memo. Nicolás, yo también vi una fotografìa en la red. Además yo tengo una que te tomé con tu mejor amigo, el cual es un monstruo. Se están bañando en la tina y tú luces bastante contento. Se la pasaré a Memo para que haga la segunda parte.

David Miklos said...

¿Por qué no le propones a Tryno Maldonado y la gente de Almadía que lance un libro: Cetrería, los grandes hits del blog de Ay, Memo@? La respuesta de la humanidad a la entrevista que le hiciste al (in)visible Nicolás Cabral es abrumadora. Lo mismo pasó con el post sobre los 10 años de La Tempestad... Comienzo a sospechar algo...

maria said...

Buena entrevista, memo. Yo, al menos, me divertí. MP

Anonymous said...

Soy yo, el entrevistado sin rostro. Esa maldita foto de internet lo arruinó todo. Además, tenía un gallo, o una protuberancia debajo del pelo. Como dice Chesterton según Bolaño: Quítese la peluca. ¿Por qué me olvida la gente? Malos tiempos éstos, en que se olvidan mis proclamas leninistas-lacanianas. David: tengo que poner puertas aquí, ¿crees que Memo un día traspase el umbral de mi oficina con intenciones dudosas? Reyna: No quiero hablar del clóset del que tú te niegas a salir. Óscar: Dame pizza, ¿queda? Tengo hambre

Anonymous said...

Yo creo que es buena idea publicar los grandes hits volumen 1. de Ay Memo!!!

O podría caber la posibilidad de que el blog ya no se llamara Cetrería, sino Ay Memo!! Cosa de ceder los derechos, pues.

Aunque ese Ay Memo!! es como contagioso. Tanto en forma como en fondo..

Francisco X. Estrella said...

Puta, me he partido de la risa.

Francisco X. Estrella said...

Puta, me he partido de la risa.

David Miklos said...

¡Ja ja ja ja ja! Pero claro. Ya, Memo: cámbiale el nombre a tu blog, que es una mina de oro. Voto por Ay, Memo© como nombre nuevo para Cetrería.

ISCANDER said...

VENDO FOTOS DE CABRAL. 100M.N C/U

Tryno said...

De hecho, doy la primicia, Ay, Memo© publicará un libro en Almadía con lo mejor de sus entrevistas. Abrimos con ésta y la de Ortuño. Se titula: Confesiones íntimas con Ay, Memo©. La portada es un tapir.