Monday, July 14, 2008

Convergencia

Perdía el tiempo, el otro día. Veía bitácoras electrónicas de personas que no conozco y me topé con la foto de acá abajo.
Noten el entorno cotidiano, la cuidada desfachatez del veinteañero, seguramente ingenioso y simpático y que es parte de ese escuadrón general de chavos bien acá, bien buena onda, que día a día se levantan para trabajar en un trabajo que les gusta y les emociona no tanto por el dinero que les deja sino porque es, se entiende, parte del escuadrón.Y pensé, vaya, hay más de uno. Noten, para mayores referencias, a Óscar, en una fotografía que le tomé unos días antes de que encontrara la otra.

Cuando dije "vaya, hay más de uno", no quise decir "hay más de un huevas que se acuesta en la oficina", sino "hay más de un ocioso que le toma fotos a sus compañeros de la oficina".

11 comments:

David Miklos said...

No quiero ni pensar en lo que pasa cuando, finalmente, todos acaban en el suelo de La Tempestad. ¿Nicolás los atiza? Ay, Memo©.

Oscar said...

Habría que retozar.
Así los retozos.

Guillermo Núñez said...

Así los retazos.

Ruth said...

Así los babosos.

Oscar said...

Así las malcogidas.

ruth said...

No creía que fueras tan naco, Oscar.

Adriana Degetau said...

Así es la vida.

aleciux said...

jajajajaja

Oscar said...

Incrédula.

ruth said...

Baboso!

Oscar said...

x.