Wednesday, July 02, 2008

Desaparecer a fuerza de analizarse

Walser escribe en Por lo que sé hubo un poeta que resultó ser un acompañante de mujeres extraordinariamente delicado:
"Al parecer siempre se acecha a sí mismo, para comprobar si es ventajoso espiarse, si existe una posibilidad de succionarse. Yo le llamo su vampiro. Como lleva tanto tiempo analizándose, apenas se le percibe más".
El otro día leí un texto donde habla de un robot.

3 comments:

Enrique G de la G said...

Dicen que la crítica (literaria, toda forma de crítica) es hija del examen de consciencia de los cristianos...

Guillermo Núñez said...

Entonces antes que eso sería hija del "cuídate a ti mismo" de la filosofía clásica. Cuidarse y conocerse: que vayan de la mano.

Roberto said...

Junto con Guillermo, pienso que en todo caso fue Sócrates quien inició tal examen, apoyándonse en los sabios atenienses.

Lo relevante, creo, es la conclusión del texto de Walser: dejar de percibirse. ¿Será?