Monday, January 16, 2006

Dudas sobre mi hombría

Mi vecino tiene un boxer que se llama Tarzán. Es café, fuerte y un poco tonto. A diferencia de mi labrador, Tarzán sigue en entrenamiento. Así que hoy, al salir de mi casa después de comer me encontré con el entrenador de perros que entrena a los perros entrenables en mi privada. Esta amable persona se llama Alan Malo. Dejen les cuento algo curioso. Hoy, nos saludamos y nos despedimos después de preguntarnos algunas cosas sobre nuestras vidas. Instantes después, cuando arrancaba mi auto hice eso que a veces hago, despedirm extendiendo la mano como un piel roja y sivé, sólo que ahora traía el vidrio de mi auto abajo y seguramente Alan Malo sólo vio cómo levantaba mi mano como piel roja y hacía un gesto con la cara, sin escuchar mi silvido. Mi pregunta, desde entonces hasta ahora, es si no habrá pensado que le estaba mandando un beso.

3 comments:

Rodrigo said...

He vuelto a la civilización. Parece que el domingo podría ser uno de esos días especiales para el ciclismo extremo y sagrado!

Adriana Degetau said...

obviamente no, si ibas con una morena guapa de ojo verde almendrado que por cierto, participa de la fermosidad, es decir, de bruno

JM said...

"Es café, fuerte y un poco tonto".

Me has roto el corazón ;-)