Tuesday, October 03, 2006

Tolstoi

Querida bitácora electrónica, tengo a Zagal aquí enfrente. Pone cara de desentendido porque le estoy leyendo esto a la vez que lo redacto (él finge trabajar en una minuta y me pide por favor que no lo distraiga pero no puedo evitarlo porque es lo que se dice la mar de divertido). Total Total que Zagal y yo --le choca, por cierto, que le diga Zagal-- estábamos platicando sobre diarios, memorias y autobiografías. Le dije: Caso curioso el de Tolstoi, ¿no crees?, que llevaba un diario y además un diario falso pues sabía que su mujer leía su diario cuando Tolstoi lo dejaba por ahí. Es un poco como en las películas, cuando el detective da el volantazo para perder a sus perseguidores. Sí, me dijo Zagal, yo conozco a un amigo que pretende hacer eso con su bitácora electrónica. Héctor tiene la rara costumbre de hablar conmigo sobre mí como si yo no estuviera en la misma habitación. No sé por qué hace eso.

3 comments:

Adriana Degetau said...

ooooohhhh....

Rodrigo said...

Buena idea de Tolstoi

Anonymous said...

Tal vez Zagal quiera un café, por qué no se lo llevas.