Thursday, February 07, 2008

Despite all my rage--

--I'm still just a rat in a cage.


8 comments:

David Miklos said...

Ay, Memo©. Eso, me temo, es un tejón.

Guillermo Núñez said...

Feliz año de la rata, rata.

Doug said...

Tejón o Zarigüeya?

Recuerdo que cuando tenía unos 12 años maté una de un escopetazo, nunca he olvidado sus ojos plomizos.


Saludos.

Guillermo Núñez said...

Saludos Doug. David, por alguna razón -y no sé por qué lo explico- me llama tejón, a veces. Conozco la razón.
Yo una vez vi cómo mataban un topo, con agua caliente. No me he recuperado.
Y explico eso porque al leer tu comentario, no sé, me cambió el semblante. Ya hasta te iba a regañar, imagínate.

Doug said...

Ja, ja. Muy bien Guillermo, no te quería poner melancólico. Te explico lo de la Zarigüeya: mi padre ha sido toda su vida un aficionado a las peleas de gallos. Detrás de casa teníamos un gallinero que era visitado a veces por las zarigüeyas. Les encanta cenar huevos y pollos. El resto te lo imaginas. Yo por mi parte detesto los gallos. En fin.

Es para que veas lo que el arte puede inspirar.

Saludos.

Frutero said...

Mi papá ahogó una de dos ardillas. La primera tuvo una muerte, digamos, natural: la mató la rabia, luego de habernos mordido a todos. Acabamos, claro, con inyecciones en la panza. Non grato. Así que mi padre ahogó, y calcinó, a la segunda ardilla. Luego nos esteramos de que ese tipo de rabia, la que contraen las ardillas, no amenaza a los seres humanos. O, al menos, eso dice la leyenda familiar. Así las cosas. Coman frutas y verduras. No adopten roedores.

Doug said...

Frutero: ¡Cómo van a contagiar! Al contrario, es el hombre el que contagia la rabia a los armadillos. Algunos, los más sensibles, hasta se convierten en humanos en las noches de luna llena como un cuento de Boris Vian.

La rabia humana es incurable.

Saludos.

lilia said...

& i still believe that i cannot be saved.