Sunday, June 18, 2006

Hello darkness, my old friend

Esta actualización iba a estar acompañada de dos imágenes: Dustin Huffman interpretando a un joven recién graduado, en la película "El graduado", especialmente en la escena en la que se sumerge a la alberca con un traje de buzo; Bill Murray bajo el agua en la película "Rushmore". Invertí mucho tiempo tratando de conseguir las imágenes, en Internet, pero no di con nada.
Así que ya llevo dos años fuera de la carrera. Me gustaría que esto significara algo, que la incertidumbre que ahora vivo sin tanta fuerza fuera tan punzante como la que experimentaba en plena adolescencia, que el camino que ahora recorro fuera emocionante pero sólo resulta un poco incómodo, molesto, como una comezón constante en la espalda, en un punto difícil de alcanzar con las uñas. Todas estas buenas personas que he conocido en los pasados años, todo lo que significan, es bastante como para amortiguar mis juveniles desazones.
Debería hacer algo con mi juventud. Algo sensato y que me haga sentir cansado pero satisfecho, un aletargamiento distinto al de un zombie o un vaquero que usa demasiada ropa en el desierto. No me molesta esto del desierto ni los labios gastados, con tal de que regresara como lo hizo Jesús, soberano de sus tentaciones, dueño de sí mismo. Poco me importaría moverme como zombie si el comer carne humana fuera una decisión y no una necesidad.
Pienso. ¿Saben en qué pienso? En personas que se mueven en camiones con la vista puesta en ninguna parte. Lectores nocturnos. Cafés interminables. En todos ustedes. En jóvenes que pasan horas frente al monitor. En búsquedas incanzables de departamentos, novios y novias, bodas, fiestas, tragos, felicidad, jeans, azucenas y buena ortografía. Pienso en el gran apagón que recorre las ciudades y el mundo, en la continua desesperación. Y en la aparente calma que nos adormece. Pero, creo que también la escuchan. Creo que prefieren hacerse los sordos. Pero sospecho, y esto no significa nada realmente, no significa que mi sospecha me llevará a cambiar, sospecho, en fin, que escuchan una tormenta en su interior.

3 comments:

oscar said...

guillermo, te amo.

oscar said...

tú eres la tormenta en mi interior.

Miguel Tormentas said...

yo no tengo que ver nada con el interior de ninguno de ustedes