Sunday, January 14, 2007

Tercer Cuaderno Salmón.



Oscar Benassini me pidió que le dedicara este post.

Que conste que: él no sabía de qué trataría este post. Ni que hay razón particular para que se lo dedique (a no ser que me lo pidió y que me invitó de su pasta, que no pude probar porque vive en Hermosillo).

Por favor tengan en mente que: existe un nuevo número de Cuaderno Salmón. Y que: no debe confundirse con Cuaderno de Salomón. Aunque en algunos círculos se le conozca como Cuaderno mamón. También recuerden que: cuesta sólo 100 pesos (esto es, treinta pesos menos que ese bodrio Eñe, de la editorial Mapas, que les da menos por más). Quizá no deban olvidar que este nuevo número está constituido por cinco apartados (al igual que los anteriores), a saber: La imaginación, La voz, La reflexión, Libros, La rebaba, y que en cada uno de estos apartados encontrarán textos. Particularmente: Cinco poemas, de José Emilio Pacheco; 1945, de Álvaro Enrigue; El farmer, de Andrés Rivera; La estatua de arena, de Silvina Ocampo; Vida de una bala, de Juan José Becerra; La fiebre de la plata: Quince poetas argentinos, por Hernán Bravo Valera; Muy de mañana en el cementerio, de Antonio Di Benedetto y Texas y el fondo del mar, de Juan Carlos Cano.

Estábamos hablando en serio cuando afirmamos que se da más por menos. Esos textos constituyen sólo el apartado de La imaginación. En La voz encontrarán una entrevista con José de la Colina, por Rafael Lemus. Por su parte, en La reflexión, se lee un texto de Nicolás Cabral sobre Antonio Di Benedetto, titulado La materia del silencio; Jorge Pech Casanova escribió un texto titulado Memorial del Crepúsculo; Reinhard Kuhn otro que se titula Voci Puerili: Una resonancia en la poesía moderna; Luis Jorge Boone escribió un texto que tituló Manual de anarquía doméstica; y finalmente, en esta sección, encontrarán Witold Gombrowicz y su diario argentino, de Eduardo González Lanuza.

Libros que se reseñan en Libros, con sus autores y sus reseñadores: Educar a los topos, de Guillermo Fadanelli, por David Miklos y más tarde Rafael Lemus reseña En busca de un lugar habitable. Hospital de Cardiología, de Pedro Guzmán, por Enzia Verduchi. Estambul, de Orhan Pamuk, por Luis Xavier López Farjeat. Cuaderno de Balthus, de Guy Davenport, por Carlos A. Aguilera. El búfalo de la noche y Retorno 201, de Guillermo Arriaga, por Antonio Puertas.

Luego en la Rebaba encontrarán un texto de María Lebedev, que se titula Juan José Saer y lo no (sobre Juan José Saer y lo no); uno de Antonio Ortuño que se titula Moción sobre el compañero Rodolfo Walsh, sobre, ejem, Rodolfo Walsh; uno de Brenda Lozano, Parientes incómodos, sobre los parientes que incomodan; uno de Guillermo Núñez, La metamorfosis del salmón, sobre la metamorfosis del salmón; uno de David Miklos, 19 de enero de 1981, sobre una fotógrafa y lo que significa en su vida; uno de Enrique G de la G, titulado Plutón al fin defenestrado, sobre el cuerpo celeste ese y finalmente, un texto escrito por quienes se hacen llamar la redacción y unos cuantos "desaforismos", de José de la Colina.

Y por favor, no vaya a olvidar que este cuaderno está ilustrado por Alejandra Dessens.

Y que seguramente tendrá erratas.

7 comments:

Anonymous said...

pinta bien el número

Anonymous said...

Anonymous said...

Sí, suena bien mamón. Congratulaciones. Y quiero pasta, aunque sea de Hermosillo (donde se come carne, no pasta).

Anonymous said...

yo no leí tu post así que mejor no digo nada

Rodrigo said...

yo tampoco lo leí

San Juan said...

Que bien que este bara, pero por el contenido no creo encontrarlo fácilmente en Tabasco. Diganme señores geocentrómanos, ¿existirá la posibilidad de que algún Salmón se deje arrastrar por el rio Usumacinta?

César Guerrero said...

Hola. Ahora que salió el tercer número de Cuaderno Salmón, me percato que el segundo número ya no se encuentra en ningún lado. Lo busqué muchas veces hasta sospechar que la revista había fracasado luego de su primer número. Le escribí a los editores preguntándoles y no me contestaron.

En estos momentos desconozco si se publicó el cuento que les mandé y que me acusaron de recibido.

¿Tienes el segundo número, podrías enlistar su contenido?