Thursday, June 07, 2007

La peste

Continúa la época de calor, los alimentos se descomponen el día preciso de la fecha, la aventura de probar la leche con la esperanza de que no se haya hecho agria deja de dar sorpresas (ahora siempre sabe agria) y uno se enferma del estómago, sin saber realmente por qué. Comienza a especular. Las papas de anoche. No haber tomado otra cosa que cerveza. Pero sí, tomé algo más que cerveza. Yoghurt. No sabía mal. Podría ser. O quizá sea otra cosa. Algo psicosomático. Una reacción al calor, irremediable. U otra manera en que mi tristeza se manifiesta (ya que me he negado a llorar más). Un aire estancado recorre la ciudad, el calor crece, los microbios prosperan, las ratas saldrán de sus alcantarillas, aprenderemos algo más sobre nuestra naturaleza.
Por otra parte, le compré un juguete Kong a Refu. Hecho por "personas que aman a los perros y saben hacer felices a los perros". Me gusta la línea de juguetes Kong, siempre entretienen a Refu. En la guía de ususarios, además de advertir sobre rupturas y grietas que pueden provocar que el juguete se estropee o que mi perra se coma pedazos del mismo, inician felicitándome por haber comprado el mejor juguete para perros del mundo. Se venden por niveles: negros, lo más sofisticados y duros; rojos, para pasar el rato y para cachorros; naranjas, un nivel intermedio, para perros mediocres, supongo. El músculo de mi ironía, bien entrenado pero cada vez más débil, repite la frase el mejor juguete para perros del mundo y la frase guía para usuarios --¿no va a ser Refu quien utilice el juguete? ¿No confían demasiado estos ingenieros en las facultades de los perros, no ha ido su amor demasiado lejos? Pero entonces el otro músculo, el que mitiga al de la ironía, crece, se flexiona y me calla y entonces veo lo feliz que se pone Refu con su nuevo juguete.

7 comments:

Adriana Degetau said...

gut gut gut
PERRECITOS! YA!

Mariana said...

yo tengo la panza revuelta y mucho calor.

Jack Sparrow, Cap'n said...

Es chistoso, como Refu nos alegra la vida a todos.

Enrique G de la G said...

Qué curioso. Llegué anoche a Munich, y hoy que comíamos en Schwabing bajo un solazo torrencial, salió el tema de que por lo ligero del invierno pasado y las altas temperaturas se han multiplicado los mosquitos y, en concreto, los bávaros están alarmados porque ésta es zona de garrapatas, que traen últimamente la onda de transmitir una enfermedad mortal cuyo nombre no retuve. Una amiga de una amiga de M murió de eso, me dice. A saber... El alarmismo surtió efecto: las inyecciones se agotaron. Todos estamos vulnerables a un epitafio garrapatesco.

Justo Medio said...

Y si es chistoso, nos la alegrará más.

Goldenlink said...

jajajaja, un juguete para perros, que hace divierte a los humanos.

yo sigo pensando que el mejor juguete para perros es un elmo cosquillas.

Roberto said...

Yo le compré una pelota Kong roja a mi bóxer y nunca la ha pelado. Al parecer, el intenso olor a hule la ahuyenta. Volveré a intentar cuando cumpla el año.