Tuesday, September 04, 2007

Entrada 600

Ayer por la tarde pasaba frente a una agencia de autos en la que también vendían autos usados. Supongo que son los que menos se venden y los que más publicidad necesitan. Así, como en las películas, muchos de ellos tenían un precio --supongo que bajo-- pintado en su parabrisas. Otros, además, llevaban frases escritas como éstas: Estoy solo, No me dejes solo, Cómprame.
Ahora me pregunto si, dado el estado de las cosas, más que atención, quizá esas frases buscaban demostrar empatía con la común mayoría de los habitantes del DF.

1 comment:

Brenda said...

agh, leer tu blog se me esta haciendo costumbre. Es divertido leerte, a veces también es aburrido, pero lo hago porque ya es costumbre.