Tuesday, September 09, 2008

Releo

Algunas entradas de esta bitácora electrónica, de hace unos tres años. Parecía menos preocupado aunque ahora mi vida parece más sencilla. Probablemente un mecanismo de defensa. Extraño esa juventud. La certeza idiota de que no sería feliz, pues aún albergaba una esperanza -de ahí su idiotez, quiero decir. Ahora que probé las cosas que entonces pensé me harían feliz, la paz y el orden, debo decir que podría atisbar cierta desesperación en el horizonte, si no fuera porque sencillamente no es así. Lo único que siento es una paz y un orden de un distinto, digamos, orden. Me gustaba experimentar pocas certezas.
Hay tantos libros que me gustaría releer pero no sé si el número es superior o el sentimiento de mayor intensidad que el provocado por los libros que no he leído pero quiero leer.

11 comments:

Frutero said...

¡Paz! ¡Libros! ¡Qué ñoño! Ay, Memo©.

david-. said...

Ja ja, releer tu blog es muy chistoso. ¡Bien! "...y Archie".

Oscar said...

Big mac-mac-mac

Mariana said...

yo también lo hice hace poco (releí el mío y el de mis amigos cercanos). es divertido.

hace unos años queríamos estar donde estamos, y ahora no nos parece gran cosa. ¿no crees?

Guillermo Núñez said...

Es como decía Walser Mariana, el hombre humilde no tiene derecho a ser feliz -no es que me sepa a Walser de memoria, lo acabo de releer, por aquí en mi blog.

Frutero said...

Ño-ño.

Doug said...

La paz es para los débiles y el orden es la virtud de los mediocres.

(Esto último se lo aprendí a Miklos.)


D

Guillermo Núñez said...

Soy débil, soy mediocre.

Frutero said...

No insistas: eres ñoño y ya está. Ay, Memo©.

ruth said...

y frutero un ardido

ruth said...

y frutero un ardido