Tuesday, August 15, 2006

Cómo serían las cosas

¿Que por qué llego tarde? Porque vivimos muy lejos. ¿Que por qué estoy de malas? Porque el tráfico me pone de malas. ¿Que si estoy enojado contigo? No, no estoy enojado contigo, sólo estoy de malas porque el tráfico me pone de malas y debo pasar mucho tiempo en el tráfico pues vivimos muy lejos. ¿Que qué tiene esto que ver contigo? Nada, excepto que la razón por la que debo estar en el tráfico tanto tiempo --tanto tiempo como para ponerme de malas-- es porque te quiero ver. Y sí, supongo que el que te quiere ver soy yo así que no hay razón para que esté de malas. Y no, con esto no quiero decir que tú no quieras verme a mí. No, no me estoy poniendo en una posición privilegiada para reclamarte algo. Sí, la paso muy bien contigo y supongo que la pasaría mejor si no tuviera que pasar tanto tiempo en el tráfico. Y sí, supongo que aún le estoy dando vueltas a esto porque no sé lidiar al respecto de otra manera a no ser que pensar las cosas una y otra vez, tratando de otorgarles un sentido y orden en mi cabeza. Sí, es verdad que pienso demasiado las cosas. No, tienes razón, no hay ninguna razón en particular por la que debo subir mi voz --aunque tampoco una por la que debo bajarla, ni para que haya tráfico, ni para que vivamos tan lejos, ni para que me duela la espalda de pasar tanto tiempo sentado en el tráfico. Sí, podemos cambiar de tema. Sí, hablemos de otra cosa. Hablemos de Marte y el dios de la guerra de cómo serían las cosas si tú y yo nos peleáramos más a menudo.

8 comments:

your said...

phentermine nice :)

your said...

phentermine nice :)

timmy!!!!!! said...

tanto reglejo! es un avismo en esta cabesa

your said...

phentermine nice :)

your said...

phentermine nice :)

Miguel Tormentas said...

oye qué pasó con la persona que tenía mala ortografía y te quería conocer?

Enrique G de la G said...

Una Vespa es el mejor antídoto contra el tráfico.

the little queen said...

Sabés ese maraviloso cuento de Galeano:
"Y vos que cambiarias de mi?
Yo te cambiaría el domicilio"
Piensalo, es la solución más fácil, y dale coraje, qué viva el amor.