Friday, March 20, 2009

Entrada mil y tantos


Hace un momento encontré estas dos imágenes en ffffound.com, un servicio que permite compartir las imágenes que a uno más le gustan y que se encuentran en la red; es descrito como un servicio que promueve "la inspiración". Ver imágenes en ffffound.com lo deja a uno, ¿cómo? Queriendo saber más, supongo. Y se puede saber más pues todas las imágenes están acompañadas del vínculo que lleva a la fuente original de donde fue tomada la imagen. La mayor parte del tiempo no reviso dichos vínculos pues me ganan las ganas de ver más imágenes -una imagen lleva a otra, sucesivamente. En fin, cuando las vi recordé la siguiente imagen:

Se trata de una fotografía que ilustró un afiche para promover una recaudación de fondos israelí para evitar la demolición de casas (Israeli Committee Against House Demoitions-USA) según leí acá, un texto a partir de una fotografía de Oded Balilty, quien, por dicha imagen, ganó el Pulitzer en 2007. En dicho ensayo, "The Lone Figure Against the Armored Swarm", Lawrence Weschler recuerda que una imagen no puede ser política por sí misma:

"As someone recently remarked (was it Susan Sontag in her last book?) photographs (or for that matter, paintings?) can never be political in and for themselves. What makes them political -the thing that activates their political meaning- is the captions".

¿Esto es verdad? ¿Una imagen no puede contener sentido político por sí misma? En cierto sentido, ninguna lo tiene a menos que sea quien ve la imagen quien se lo atribuye; pero, quiero decir, no hace falta una línea que le acompañe. Berger dice algo similar, creo, en Modos de ver, el modo en que nuestra posición respecto una imagen puede cambiar de acuerdo al pie de imagen que le acompaña -Berger hablaba sobre Trigales con cornejas. Pero eso es un matiz distinto. En fin, mi mente divaga. Cosa curiosa: en el texto al que puse el vínculo, "The Lone Figure..." inicia con imágenes de, precisamente, una figura solitaria enfrentándose a otra serie de individuos, armados, "el enjambre armado". Pero es curioso cómo conforme avanza el ensayo dicho enjambre pronto deja de ser una serie de varios para volverse, poco a poco, uno; de soldados que se enfrentan caóticamente -aunque uniformados- a una sola persona, para volverse una fuerza solitaria y concreta; del caos, de varios, a una cuadrilla, a un tanque, a un bulldozer.
Cuando pienso en todo esto recuerdo tanto películas de zombies -el ataque de muchos que se comportan como uno- como películas de monstruos -digamos Godzilla o Cloverfield, el ataque de uno que hace tanto daño como muchos.

3 comments:

inu said...

afiche. Gracias Memo.

me encanta ir a los bailes!! said...

Como dices, uno tiene que atribuirle lo "politico" a una imágen.
Pero la politica también es una manera de communicación específica. Sin los "captions" el mensaje está incompleto.
eso se refiere talvez? no sé.

saludos.

Juan Manuel Escamilla said...

¡Y dale con los zombies!