Monday, March 30, 2009

Sobre la sospecha

Hans Castorp se encuentra realizando la cura de reposo leyendo libros de anatomía, química y física, pensando en la vida, la naturaleza, la biología y los átomos. Y cuando especula en torno a la posibilidad de que "los átomos vendrían a ser como los protozoos y las mónadas de la materia" dice algo que me hace pensar sobre el modo en que sospechamos y permitimos que una pequeñez se vuelva un todo: "Ahora bien, llegados a 'lo que ni siquiera es mínimo', toda medida se escapa; 'lo que ni siquiera es mínimo' es casi lo mismo que 'inmensamente grande', y descender hasta el nivel del átomo es -sin exagerar- como asomarse directamente al abismo".

10 comments:

David Miklos said...

¿Qué es esto? ¿La montaña mágica resumida? Ya me aburrí.

Guillermo Núñez said...

Apuntes, no hagas caso. Y no olvides, hay virtudes en el aburrimiento.

Frutero said...

Hay virtudes en el aburrimiento... 'Inchi filósofo.

Guillermo Núñez said...

¡Pues las hay David! Y no lo dije yo, como sabes, sino David Foster Wallace. Yo de eso de la filosofía ni sé.

¿Cómo vas, por cierto, con tus estudios de filosofía?

A. Degetau said...

Park, por qué no vuelves a poner la imagen del pájarito muerto patas arriba?

Frutero said...

No soy David, soy Frutero. Yo estudio las frutas.

Guillermo Núñez said...

Pues anda, a estudiar fruta.

Doug said...

Si hay virtudes en el aburrimiento, mi compañero de al lado es un virtuoso.

Doug said...

Y yo un santo.

wikisof said...

me dio risa el comentario de Doug.

Pero a mí no me aburrió tu entrada, ¿eso significa que no sé reconocer la virtud?