Tuesday, November 28, 2006

Para mantenerlos al tanto

El café del día de hoy, a las 16: 22, en la facultad de filosofía, está un poco aguado. En ningún día se asemeja al excelente café con canelita que sirven en mi casa, más o menos por esta misma hora, pero hay días en los que llena mi corazón y alma de manera tan gratificante como una sonrisa amiga, un lenguetazo de perro o un libro nuevo.

Pero no hoy.

No hoy.

4 comments:

nasty said...

todo día tiene su perro

La Cosa Mostra said...

Y todo perro sus pulgas y toda pulga sueña con comprarse su perro.

RT

nasty said...

las pulgas son las únicas que no tienen nada...snif.

Miguel Tormentas said...

me intriga el uso del impersonal, ¿quiénes "sirven" el café -con puntualidad inglesa- en tu casa?