Wednesday, November 08, 2006

Por qué hay que temer a las parvadas


¿Ven esto? Esto es el McSweeneys # 8, editado por Paul Maliszewski, probablemente el mejor McSweeneys a la fecha. Y llevan como 22. Sólo es una opinión. Probablemente cambie pronto. Pero ahora traigo estas cosas de las parvadas en la cabeza y casi cualquier cosa que tenga que ve con aves en vuelo me llama la atención. Ignoro por qué, pero es así. Cada que veo este número del McSweeneys en mi librero, con esa golondrina naranja en relieve, luego fragmentada en negro, luego en decenas blancas, estoy de vuelta a una fábrica abandonada a la que me llevó mi madre de chico para observar cómo las golondrinas entraban, cuando caía la tarde, a la chimenea principal formando un tornado negro, un bello enjambre ciclónico de pequeños pájaros.
Paul Maliszweski, de quien antes de este número jamás había escuchado hablar, incluyó textos que tuvieran que ver de alguna manera con los pseudos y los falsos. Además, los ilustró todos con viñetas de Marcel Dzama. Hay, así, un largo ensayo sobre Pessoa ("un escritor portugués que escribía usando heterónimos", explican, pues verán, Pessoa todavía es novedad en Estados Unidos --hace tiempo la misma editorial publicó en su otra revista, The Believer, un largo escrito de Benjamin Kunkel sobre este escritor, mismo que le presté a un amigo y que, a la fecha, ni ha leído ni me ha regresado, en una fría venganza por no haber leído ni regresado los textos que él me ha prestado). También hay dos ensayos sobre la supuestamente inconclusa novela de Navokob (digo "supuestamente" porque ya no sé qué parte es falsa o no en este número en particular). Y también: varias entradas a la enciclopedia de Ubar, onda borguesiana. Una de las primeras convergencias que vi de Wreschler. Y, entre otras muchas, muchas monadas, un cuento de Sean Wilsey sobre la rivalidad de dos hermanos, los hermanos Faberge, titulado "The Egg".
Concluye con un ensayo de Michael Martone (?): "Four factual anecdotes on fiction".
Hay otra buena revista, una revista cuyo segundo número verá pronto la luz, que incluirá algunas ilustraciones de Carlos Amorales, de su serie Por qué hay que temerle al futuro, que, no sé si las han visto (estuvieron mucho tiempo en el MUCA), son también muy bellas. Qué bello es todo cuando se separa en bloque.

2 comments:

Mariana said...

es profundamente hermoso. estoy verde de envidia. me lo prestas?

Guillermo said...

Cómpralo en Ebay.
O bien, te lo rento dos horas.