Wednesday, April 23, 2008

Parque México, de nuevo.

Hoy por la mañana el hombre obeso, como ayer y como la semana pasada estaba sentado en la banca-choza que se encuentra en la ruta a la oficina, cruzando el Parque México. Por temor a sospechar que estaba viviendo una experiencia a la Bill Murray en Groundhog Day, por no decir, culturosamente, un "eterno retorno", decidí sospechar que el señor esperaba a que yo pasara y posara la mirada sobre su redondez para acercar, como ayer y como el día anterior a ese y como la semana pasada, su oblongo rostro al afilado hocico de su perro salchicha. Sospechar esto o aquello es, de todas formas, mejor que la triste certeza de que el hombre se pasa toda la mañana -y probablemente todo el día- permitiendo que su perro le lama la boca. La señorita que hace ejercicio en la chocita-banca vecina a la del gordo y su perro salchicha también estaba hoy allí, pero ahora hacía abdominales en lugar de la cosa esa donde emula andar en bicicleta de nuevo. En esta ocasión no nos miramos.

4 comments:

Enrique G de la G said...

"Culturosamente", jajajaja: ¡excelente! Eso tiene un nombre pop: "moebius". Va la cita:

“There is the theory of the moebius. A twist in the fabric of space where time becomes a loop, from which there is no escape. When we reach that point, whatever happened will happen again.”
-Lieutenant Commander Worf, Star Trek: TNG, “Time Squared”

Por lo demás, deberías leer un cuento de Heinrich Böll, que cuenta experiencias que vivió en un bosquecito junto a su casa en Colonia muy similares a las tuyas en el Parque Mx. Si mal no recuerdo (lo leí hace muchos años) se llama "El bosque" o tal vez sea "El hombre del perro".

Enrique G de la G said...

Ah, olvidé: creo que lo del moebius temporal proviene del moebius espacial: http://en.wikipedia.org/wiki/Moebius_Ring

aleciux said...

interesante,
siempre tan interesante la capital !!
;) saludos !

Roberto said...

Evoco recuerdos. La nostalgia se apodera de mí. Soy gracias al Parque México (al menos parte de mí sí lo es).

Quiero atravesar el Parque México para llegar a mi trabajo...