Thursday, April 30, 2009

Diario de la peste: Hacéldama

EnlaceY que ayer tocan a la puerta y que me entregan un paquete con un libro, Pride and Prejudice and Zombies, que Luis Panini tuvo a bien a mandarme desde Monterrey por mi cumpleaños. ¿Conocen esto, la bondad de los extraños? Es algo extraordinario.
El libro tiene ilustraciones, como esta:

Mr. Darcy watched Elizabeth and her siser work their way outward, beheading zombie after zombie as they went.

Ustedes conocen bien el inicio de Pride and Prejudice (nunca la he leído) que pueden leer acá:

It is a truth universally acknowledged, that a single man in possession of a good fortune must be in want of a wife.
However little known the feelings or views of such a man may be on his first entering a neighbourhood, this truth is so well fixed in the minds of the surrounding families, that he is considered as the rightful property of some one or other of their daughters.

Este es el inicio revisado:

It is a truth universally acknowledged, that a zombie in possession of brains must be in want of more brains. Never was this more plain than during the recent attacks at Netherfield Park, in wich a household of eighteen was slaughtered and consumed by a horde of the living dead.

Encuentro curioso que me haya topado con al menos tres libros en esta semana que tienen que ver con invasiones a Inglaterra, me imagino que algo tiene que ver su espíritu marcadamente insular. Justo ayer leía un texto de David Miklos (saludos David) que va a salir en el próximo número de La Tempestad, que me hizo pensar en todo esto, y que inicia así: "Nadie en la ciudad. Cuando la pienso, antes de conocerla, sus calles están vacías, nadie camina sobre las aceras, ningún farol, ninguna lámpara se encuentra encendida, ausencia de nubes y aviones en el cielo. Nada en la ciudad". Recuérdelo, este texto fue escrito tiempo antes de los recientes y extraños eventos que aquejan a nuestra pequeña cotidianidad.
Ayer me enfrenté de nuevo a mi computadora en ajedrez y nada, perdí todos los juegos.

12 comments:

David Miklos said...

Saludos, Guillermo. Gracias por el anuncio. Y ya, ponte a escribir tu libro. Puede ser desde Zombies for Dummies hasta La ética zombie. Tú decides. Pero hazlo. O ya sé: La montaña zombie.

Guillermo Núñez said...

La montaña zombie estaría poca madre, Hans Castorp viendo el termómetro, los zombies atacando a los de abajo, Settembrini discurriendo sobre la posibilidad de esperanzas en tiempos turbulentos, Nafta deseando el fin de la humanidad, la enfermedad contagiándose poco a poco entre los enfermos del sanatorio -una enfermedad que inicia con pequeños resfriados, fiebres que no se van a pesar del tiempo de aclimatación, cuerpos descendiendo por los toboganes, tumbonas ensangrentadas.

David Miklos said...

Ya luego te vuelves editor de McZombie's.

Guillermo Núñez said...

McZombies: la gaceta informativa de empleados de McDonalds.

Falma Telemna said...

jajajajajajajajajajajajajajajaja, por favor, como fan de Jane Austen, tengo que pedirte que por favooooooor me lo prestes cuando termines. y apoyo que por favor escribas tu libro de zombies

Oscar said...

Losers.

ruth said...

ya te dio influenza??

Guillermo Núñez said...

Clara: claro!
Óscar: hola Óscar!

Oscar said...

Ya volvió la gorda.

Adriana Degetau said...

ajajajajaja, McZombie's.!!!

Yameli said...

Ya vas a escribir tu libro?
uoouoouooouooo!

y porqué se burlan tanto de tu lectura sobre La montaña mágica?

y y y y..nada,sólo chismea.

f l o r said...

Dime, leí tu comentario, pero cuáles son los males que hace poco aquejan a tu ciudad? o a Londres?