Wednesday, June 17, 2009

El cuidado de uno mismo: contra la partícula maldita

A partir de este ensayo, una apreciación sobre la obra de Foster Wallace, algunas conclusiones: Puede ponerse la complejidad al servicio de la sinceridad, estando al tanto de que, hoy en día, siendo adictos a un modo de pensar esencialmente sospechosista, no hay nada sencillo en intentar ser sincero, abierto o de alejarse de la ironía. Uno puede ser malinterpretado, ser tildado de egoísta.
¿Es la sinceridad sincera? ¿Es la verdad verdadera? ¿Alguien quiere, hoy en día, algo más que funcionalidad? ¿Puede la gente con la verdad? La esperanza es que sí.
Por cierto, en el texto, Jon Baskin cita este fragmento del cuento Good Old Neon, que apareció en la colección de cuentos Oblivion:

You think it makes you a fraud, the tiny fraction anyone else ever sees? Of course you’re a fraud, of course what people see is never you. And of course you know this, and of course you try to manage what part they see if you know it’s only a part. Who wouldn’t? It’s called free will, Sherlock.

Me recuerda, por alguna razón, esa frase de San Pablo "Hasta los pelos de vuestra cabeza están contados", o esa obsesión paulista de pedir perdón hasta por los actos que no hemos cometido.

5 comments:

wikisof said...

Guillermo Núñez, escritor sinceramente sospechosista

Frutero said...

Guillermo... ¿Núñez?

René López Villamar said...

Gracias por compartir el ensayo. Es bueno ver que todavía hay gente que entiende por qué es genial el DFW.

La Fabila peligrosette said...

Tenía días sin pasear por aquí.
mira esto:
http://logyumilk.com/Saint-Michael.jpg
no se porque pero me imagino que te encatará.
¡saludos!
Bes
O.

Daniel Saldaña París said...

Buen link el ensayo sobre DFW, mi estimado.

Gracias y un abrazo,
D