Thursday, July 20, 2006

Otra actualización escrita por inercia.

Llevo un día sin escribir en la bitácora electrónica lo cual explica a la perfección que ahora no pueda decidirme sobre qué escribir. El problema no es escribir, por supuesto, sino entregar, asumiendo que hay quien lo reciba, un texto interesante y lleno de frases que los obliguen a levantar las cejas o a sentir que, al menos durante su lectura, ustedes, lectores, son menos, pero como un sentimiento envuelto en la certidumbre de que apenas terminen de leer estas frases se sentirán mejor consigo mismos, muy concientes de sus propias capacidades y mis propias limitaciones.
¿Lo sienten?
Quería escribir sobre revistas, sobre cómo la primer Celeste que compré fue la número siete y de cómo siempre que la compro me siento embaucado y de cómo este sentimiento se esfumó cuando comenzaron a pegar los suplementos Celeste sucks!, No ficción y ahora Damas Chinas, este último editado por Bellatín y Phillipe Ollé-Laprune. Estos suplementos son bellos y pequeños, como del tamaño de El Inquilino (el primer número de El Inquilino también apareció como suplemento de El polemista). También iba a escribir sobre cómo no me han llegado los tres primeros números de McSweeneys, que pedí hace tiempo. O de cómo ya salió el nuevo número, el 20, y que seguramente pronto estará en mis manos. Y que también, leí, acabo de leer, pues estoy conectado a la red y a todos ustedes, que el número 21 de McSweeneys publicará poesía, algo que nunca habían hecho, y algo sobre el Oulipo --eso tampoco lo habían hecho antes.
Pero las revistas. Dios. Las revistas me hacen sentir que estoy perdiendo el tiempo. No sé por qué. Granta me hace sentir que estoy perdiendo el tiempo. Etiqueta negra también. Wallpaper, Adbusters, igual. (Paréntesis) no me provocaba eso, ni, cuando la compré por primera vez, Letras libres o La Tempestad. El primer número de Picnic y el de Replicante me los leí de un tirón, ahora me cuesta trabajo. No sé qué está pasando con mi vida, no sé a dónde están yendo todos mis esfuerzos y mis ganas o mis deseos de tragarlo todo. ¿Me pasará lo mismo con los libros? Veo que con las películas comienza a pasarme. Estoy cansado. Siento que ya no tengo tiempo.
Tengo muchas ganas de no publicar esta actualización, de retractarme. Decir que pronto estará en las librerías Cuaderno salmón, otra revista, y que esto es bueno. O que debe ser bueno.
Es mala idea escuchar rock cuando estás escribiendo.

4 comments:

socorro said...

cambia de canal.
viene bien

timmy!!!!!! said...

y ke tal new age esa musica inspira o si no relaja depende el momento

Anonymous said...

Hola, muy interesante el articulo, felicitaciones desde Colombia!

Anonymous said...

Felicitaciones, muy interesante el post, espero que sigas actualizandolo!