Tuesday, October 02, 2007

Novedades

Ordené mis libros, mi "biblioteca". Alfabéticamente, no por el título sino por autor. Además, los separé entre libros en español y libros en inglés. Tengo un solo libro en francés. No sé qué hacer con él. Comenzamos anoche, Adriana y yo, y terminamos hace rato. Nos duele la espalda y tenemos las manos llenas de polvo, pero es un decir, porque ya nos las lavamos. Adriana insiste en que fue una mala idea separar los libros entre inglés y español. Tiene razón, por supuesto. Siempre tiene razón. Cuando no tiene razón no sé cómo le hace para que parezca tenerla. Considera que debería separar libros de filosofía, ficción, no ficción (y yo, fantaseo, libros que son autobiografías, memorias o diarios íntimos). Además, separarlos por autor. Y por país. Pero la verdad es que no tengo tantos libros como para hacer eso.
Me gustaría ordenar mis libros autobiográficamente, como Rob ordena sus discos en High Fidelity. "Libros que me avergüenzan". "Libros que me regaló gente a la que estimo". "Libros que debería tirar pero que no me atrevo a hacerlo". "Libros obsesivos". "Libros mediocres". "Libros de consulta". "Libros que me hacen pensar en el día en que moriré sin provocarme angustia". "Libros verdes". "Libros que me regaló mi padre y que demuestran que sólo conoce una parte de mí". "Libros firmados por autores famosos". "Libros de amigos". "Libros que me robé o robaron para mí". "Libros de Robert Walser".

7 comments:

Garcín Altoalcázar said...

Dile a Adriana que si no quiere ayudarme a mí también a ordenar mi, seguramnente, más breve biblioteca.

Guillermo said...

Pues, ¿tú qué te crees o qué?

Frutero said...

Orden frutal, digo yo.

Falma Telemna said...

Al menos en mi caso, ordenar libros es una pasión, aunque tengo pocos, me doy a la tarea de ordenarlos una vez al año y por supuesto siempre cambio mis criterios, lo cual es un problema porque luego termino por no saber en donde quedó alguno.

En fin, un placer encontrarte por medio del reino del blog.

frank oz waldo said...

recomiendo catalogar-guardar los libros en potes luego de barrer los residuos

Mariana said...

hmmm a mí me parecía hermoso que los ordenaras por colores,sobre todo porque eres la única persona que lo hacía y porque eso demostraba tu increíble memoria... yo jamás me acordaría que "minificciones mexicanas" tiene el lomo rojo, por ejemplo.
lo mejor era "¿qué hago con este? tiene la mitad del lomo azul y la otra naranja..."

Francisco (Meursault ha muerto) said...

Coincido con Mariana, la idea de organizar los libros por color me parece cautivadora. Ahora que el orden que propone resulta atrayante.
Nunca he ordenado mis libros, conforme los adquiero los voy colocando y me van esperando a ser leidos, los que releo seguido se encuentran mas a la mano mientras aquellos que no me gustaron o pretendo darles una segunda oportunidad en otro tiempo se encuentran un poco mas escondidos. Alguna vez debí ordenarlos un poco en un reacomodo del librero debido a su crecimiento, pero como dice Monterroso, habemos quienes ordenamos las cosas por bultos o por torres, es mi caso.
Saludos.