Friday, December 21, 2007

Soy un incendiario

A veces Óscar me dice cosas chistosas. Al oído. No, al oído no. Eso es broma. Entre las cosas chistosas que me dice hay varias de ese tipo, bromas basadas en la seguridad que tenemos de nuestra sexualidad. Otras veces hace bromas del tipo sarcástico, pero son las menos de las veces. Esto es el tipo de cosas que le agradezco. Últimamente hace otra cosa, muy graciosa, donde me dice cosas como: "Fíjate que apareció un texto en La Tempestad", y añade, muy serio, "ahí donde trabajo". Y esto es gracioso, ¿ven? Del humor que me gusta, además, ligeramente autodenigrante pero, fíjense, un poco más complejo que el humor autodenigrante que yo nutro pues en este se da por sentado que a ambos nos vale un poco madres que trabaje en La Tempestad o que haya besado a Bárbara Mori en la boca, pues esas cosas, pues, valen madres, a fin de cuentas. "El otro día Nicolás", y pone esa cara, "ejem, Cabral", y sigue. Tantas horas de risa, caray.
Hace rato me pidió que le dedicara un post. Es el único amigo que tengo que me pide estas cosas. "Pero ya lo hice muchas veces", le dije. "Escribes más de David". Y yo: "Pero él es famoso". Y él: "Pues yo lo seré en el futuro".
Propongo un brindis por el futuro.

5 comments:

María Tinajero said...

Yo también quiero un post. Aunque no sea famosa. Ni lo vaya a ser. Lo quiero.

charp said...

Su barba es metafísica.

César Albarrán Torres said...

Yo también quiero un post, carajo.

wikisof said...

pues salud y ¡a beber! felices fiestas...

Goldenlink said...

jajajajaja yo no pedire un post, mi blog nisiquiera figura en tu lista de blogs afines, y la verdad es que en el fondo nisiquiera nos conocemos.